No hay burlas con el amor

por Producciones Esquivas

de Calderón de la Barca

El galán D. Juan de Mendoza, atormentado por los obstáculos que encuentra para afianzar su amor con su dama, Doña Leonor Enríquez, solicita el auxilio de su amigo Don Alonso, famoso por su habilidad en las artes de la seducción y por su desapego del verdadero sentimiento amoroso. Aquél le expone a éste lo que se interpone en sus planes: no ser Doña Leonor la hija primogénita y carecer, por ello, del derecho natural al casamiento; tener enfrente, además, a su padre Don Pedro Enríquez, un hombre celoso de su deber como guardián del honor de sus hijas y a su excéntrica hermana mayor, Doña Beatriz, que se empeña en custodiar y censurar toda acción de Doña Leonor.

El enredo: Don Alonso enamorará falsamente a Beatriz con sus dotes de seductor, pero se enfrentará a la “extraña” condición de esta mujer; un estilo de hablar que supera el entendimiento y la paciencia de todos quienes la rodean.

Comentarios

PARA COMENTAR O VALORAR, ACCEDE REGÍSTRATE