Teatro Fierabrás

La compañía Fierabrás toma su nombre del bálsamo que don Quijote tomaba para vomitar, lo mismo que nosotros pretendemos con nuestro teatro: provocar la catarsis emocional de los espectadores para conseguir nuestra fusión con ellos, con el público, ese agujero que respira. Nuestro público, además de respirar, ríe, llora, piensa o se excita, manteniendo siempre sus cinco sentidos a flor de piel.

Tras diez años de andadura profesional, Fierabrás se ha convertido tanto taller de intercambio de conocimiento entre actores como en exponente de un tipo de teatro alternativo riguroso y de calidad, avalado por los éxitos de crítica y público.

Artículos del autor